Nota del Blog

¿Por qué aprender a programar en Python?

En el ingreso a la Tecnicatura en Programación de la UTN un profesor dijo algo que siempre
repito: en un futuro, las personas y sus puestos de trabajo no serán reemplazados por
computadoras y/o robots, sino por personas que sepan manejar esas computadoras y/o robots.
Uno podría pensar que el futuro son autos volando, robots limpiando nuestra casa,
computadoras dándole clases a nuestros hijos, y quizás así sea, pero el futuro real no deja de
ser humano: una computadora, incluso aquella entrenada para un modelo de Machine
Learning, no deja de tener un humano detrás que sabe cómo manipularla, las apps que nos
muestran cómo seremos de viejos han sido ideadas, creadas y codeadas por uno o más
humanos.
¿Esto quiere decir que todas las personas deberían estudiar programación y nada más? Por
supuesto que no, para algunos será la carrera elegida y para otros no, somos tan diversos en
gustos que es imposible imponer algo así y no sería de ayuda para lo que se viene, todas las
profesiones y oficios siguen siendo igual de importantes y necesarios. La tecnología en algunas
profesiones es el core de la cuestión, pero para otras es un complemento para facilitar tareas.
Una persona que además de desarrollarse y desempeñarse en alguna profesión distinta de la
informática, computación, sistemas o programación decide aprender a programar para
combinar el nuevo conocimiento con el que ya tiene es una persona que suma nuevas skills a
su formación académica y se prepara para enfrentar los cambios que su trabajo requiere.
Muchos tienen la falsa creencia de que para saber programar hay que ser un genio o tener un
IQ superior al resto. No es así, programar es saber resolver problemas, y para resolver estos
problemas se crean algoritmos, y estamos creando y ejecutando algoritmos todo el tiempo en
nuestra vida cotidiana, aunque no lo sepamos: cuando nos levantamos y elegimos qué
ponernos dependiendo del clima, cuando cocinamos, cuando organizamos nuestra jornada
laboral, etc. Programar es hacer que nuestro algoritmo pueda ser entendido y ejecutado por
una computadora, sacarlo del bosquejo y finalmente hacerlo código. ¿Cualquiera puede
aprender? No necesariamente, pero no tiene que ver con la inteligencia, sino con los gustos y
la voluntad de aprender, puede no gustarnos y en consecuencia no le pondríamos las ganas
que sí le ponemos a algo que nos interesa y llama la atención.
A la hora de elegir un lenguaje hay que tener en cuenta qué es lo que se quiere aprender y con
qué fin, por eso primero es importante saber pensamiento algorítmico y computacional, luego
saltar al lenguaje. Cualquier persona que sepa crear un algoritmo en lápiz y papel, sólo le
queda aprender la sintaxis de uno u otro lenguaje, lo importante es saber encontrarle la
solución al problema dado y eso se encuentra a través del algoritmo, independientemente del
lenguaje. Los lenguajes que existen y están en el mercado son muchos: si alguien quisiera
dedicarse a programación web le recomendaría aprender JavaScript, si quisiera dedicarse al
análisis exploratorio de datos de alguna carrera de sociales le recomendaría aprender R, si
quisiera dedicarse a la inteligencia artificial le recomendaría aprender Python, etc.
¿Por qué Python, entonces? Python es lenguaje con una sintaxis muy simple y amigable, por lo
tanto es muy sencillo de aprender y su curva de aprendizaje es prácticamente exponencial. No

hay nivel básico, intermedio y avanzado, sino que una vez que se aprende lo básico ya se está
en condiciones de aprender alguna rama específica (web, scrapeo, ciencia de datos, etc.).
Como primer lenguaje para quien nunca codeó es una gran elección ya que tiene poca
simbología y las sentencias son muy fáciles de aprender, luego, si se quiere aprender otro
lenguaje es cuestión de ver la documentación del mismo y la sintaxis. Además, tiene un
espectro muy amlplio de posibilidades de aplicación: análisis exploratorio, big data, back-end,
interfaces gráficas, machine learning, estadística, business intelligence, scrapeo web,
inteligencia artificial, robótica, etc. Como se puede ver, es un lenguaje muy versátil y, sumado a
esto, es de código abierto, tanto Python como sus librerías y frameworks. El futuro puede ser
como lo imaginamos pero también como lo creamos.

Escrito por:

Magali Dominguez Lalli